Play

Las amigas habían llegado días atrás a República Dominicana para disfrutar de unas vacaciones en las playas de Punta Cana. Natalia Borodina, de 35 años, estaba junto con su hijo de 11.

 

Natalia Borodina tenía 35 años

Natalia Borodina tenía 35 años

El niño se había quedado en el hotel el pasado martes, mientras que Natalia e Ivanna Boirachuk fueron a pasear en auto. Aprovechando que estaban solas, bebieron mucho alcohol y —según las sospechas de la Policía— quizás consumieron drogas.

 

Era madre soltera de un hijo de 11 años

Era madre soltera de un hijo de 11 años
 

Sin quitarle responsabilidades a la propia Natalia por lo ocurrido, el video que se conoció en las últimas horas es indudablemente incriminatorio para su amiga. Fue después de verlo que las autoridades dominicanas resolvieron arrestarla este jueves. La imputaron por conducir en estado de ebriedad.

 

Había viajado a Punta Cana junto con su hijo y una amiga

Había viajado a Punta Cana junto con su hijo y una amiga

Las imágenes, tomadas con el celular de Boirachuk, muestran que sostenía el volante con la mano izquierda y filmaba con la derecha a su acompañante, que se había quitado la parte superior del bikini, quedando con el torso desnudo. Luego empezó a cantar y a bailar.

 

Trabajaba como agente inmobiliaria en Cannes

Trabajaba como agente inmobiliaria en Cannes

En un rapto de inconsciencia, Borodina sacó su cuerpo por la ventana del auto y quedó colgando. Como no estaba prestando atención al camino, la conductora no pudo ver el pozo de agua que había adelante y perdió el control del vehículo.

 

Natalia Borodina

Natalia Borodina

Al acercarse de golpe al borde derecho de la carretera, Borodina se golpeó la cabeza contra un cartel y cayó a la calzada. La Policía identificó hoy la señal de tránsito y encontró en el cordón de la vereda las marcas de los neumáticos del auto, lo que revela hasta qué punto se corrió hacia el costado.

 

Sus amigas la describieron como una mujer muy trabajadora

Sus amigas la describieron como una mujer muy trabajadora

Natalia fue trasladada de urgencia al centro de salud Hospitén de Verón, en la provincia de La Altagracia. Entró con vida, pero las heridas que había sufrido en la cabeza eran tan graves que murió a las pocas horas.

 

Medios rusos revelaron ahora que la familia quiere repatriar el cuerpo, pero que carece de los recursos necesarios para afrontar el costo, estimado en unos 20 mil dólares. La mujer, que trabajaba como agente inmobiliaria, había nacido en Moscú, pero vivía en Cannes, Francia.

 

Elena Korolyova, otra amiga de Natalia, salió en su defensa ante las críticas que recibió por su conducta negligente antes de morir. “Ella ayudaba en todo a su familia, que es muy pobre. Anhelaba un futuro mejor. Pero cualquiera puede cometer un error, no se la puede juzgar por lo que se ve en un video”, afirmó.

 

LEA MÁS: